Talleres de arquitectura

Desde que somos pequeños reconocer el espacio
que habitamos nos da seguridad. Nuestro mundo
se va ampliando conforme crecemos; comenzamos
explorando el volumen generado por los barrotes
de la cuna, o el espacio que componen  las paredes
de nuestra primera habitación, el recorrido del pasillo
hasta el dormitorio  de mamá, la trayectoria que
seguimos para ir al parque, las calles de nuestro
barrio, los barrios de nuestra ciudad, la comunicación
entre las ciudades… Desde siempre la arquitectura
está presente, y la percepción que tenemos de ella
condiciona la forma de relacionarnos con el exterior.
Su conocimiento estimula nuestra curiosidad espacial,
nuestra imaginación, incrementando la capacidad de
observación y exploración del entorno. Cuando un niño
aprende a observar lo que le rodea desde la
perspectiva de la arquitectura, su medio se hace más
comprensible, y el entendimiento activo del mismo
facilita el desarrollo de su creatividad. Se trata de
educar en la pedagogía urbana.

A través de diferentes actividades relacionadas con el
entorno construido iremos descubriendo que
entender la arquitectura es aprender a pensar.

Puedes encontrar más información en la web
de Arquilecturas: www.arquilecturas.es,
o bien a través de nuestro Facebook,
www.facebook.com/arquilecturas.es/